youtube facebook Twitter Telefono

Error
  • XML Parsing Error at 1:454. Error 9: Invalid character

Cirugía Maxilofacial


Cirugía de la Articulación Temporomandibular


¿Qué es?

La articulación temporomandibular es la que se encarga de permitir la movilidad del maxilar inferior o mandíbula y la relaciona con la base del cráneo.

Esta articulación se puede  ver afectada por muchas causas ocasionando dolor local y referido al oído, limitación para la apertura bucal y ruidos en la articulación.

La cirugía busca restablecer y reposicionar las estructuras lesionadas y mejorar los síntomas presentes (dolor y limitación para la apertura bucal). También mejora los ruidos de la articulación dependiendo de la cirugía que se haga.

¿Cuáles son los beneficios?

Si el paciente tiene luxación de la mandíbula,  ruido, dolor, algún tipo de crecimiento anormal en el hueso, todo esto va a mejorar. Tendrá además una mejor función de la articulación teniendo en cuenta que al paciente se le van a reducir los síntomas y la limitación en la apertura de su boca y todo esto redundará en una mejor calidad de vida.

¿Cuánto tiempo dura esa cirugía?

Más o menos 2 a 3 horas

¿Qué dolor o molestias se presentan?

Hay un proceso de inflamación durante 15 días, y el paciente va a sentir una molestia alrededor del oído. Deberá conservar una dieta líquida o blanda por 15 días a un mes.

¿Cuáles son los cuidados posteriores?

Los que le indique el médico incluyendo la dieta.

¿En qué consiste el procedimiento?

Dependiendo de la patología exacta que tenga dentro de la articulación temporomandibular se va a hacer la cirugía.

El doctor Darío Salazar hizo parte del equipo que desarrolló una novedosa técnica especial que fue publicada en revistas científicas especializadas y ganó un premio al mejor trabajo de investigación en cirugía maxilofacial. En esta técnica la cicatriz no se hace delante de la oreja (como en el método convencional) sino por detrás, esto trae varias ventajas: primero que la cicatriz queda escondida y segundo, disminuye casi por completo la posibilidad de lesión en el nervio facial, un riesgo que en el método convencional se presenta entre un 20 y 30 por ciento de los casos.

Se trata un procedimiento que trae muchos beneficios y las posibilidades de complicación a nivel local son menores que con otras técnicas quirúrgicas.

.
 
Doctor Darío Salazar ©. Todos los derechos reservados.