youtube facebook Twitter Telefono

Error
  • XML Parsing Error at 1:454. Error 9: Invalid character

Cirugía Maxilofacial

 

Cirugía Ortognática o Tratamiento de las Alteraciones de la Oclusión


¿Qué es?

Cuando hay una alteración en la oclusión o mordida, se pueden presentar también alteraciones en las proporciones y relaciones de los huesos de la cara como el maxilar superior, el inferior o mandíbula o ambos.

A veces estas alteraciones necesitan cirugías para colocar los huesos y por consiguiente los dientes en una posición y relación más adecuada y lograr así una mejoría en la armonía y en el perfil facial. La cirugía puede comprometer el maxilar superior, el inferior o ambos.

¿Cuáles son los beneficios?

Hay una mejor posición dental y una mejor oclusión o mordida y las proporciones faciales van a ser mejores, lo que significa un rostro más  armónicos y agradable a la vista.

¿Cuánto tiempo dura esa cirugía?

Si es del maxilar superior más o menos  una  hora y media, si es de los dos maxilares, alrededor de tres horas.

¿Qué dolor o molestias se presentan?

Se presenta el edema o hinchazón en la parte tratada.  Hay un trastorno de la sensibilidad en el cual el paciente puede sentir adormecimiento de una parte entre la mejilla y el mentón por aproximadamente unos dos meses.

¿Cuáles son los cuidados posteriores?

Seguir las recomendaciones del médico, principalmente la dieta líquida por aproximadamente un mes. Hacer un lavado cuidadoso de la cavidad bucal con cepillo de dientes pequeño y enjuagues cada dos horas y asistir a los controles.

¿En qué consiste el procedimiento?

El procedimiento consiste en hacer una osteotomía o corte de los huesos ya sea maxilar superior o inferior o mandíbula o de los dos, para que logren una adecuada relación. La cirugía se hace generalmente con cicatrices que van por dentro de la boca.

En el caso del maxilar superior se hace un corte en el hueso en un nivel superior a los dientes, más o menos a la altura de la nariz y hasta atrás para poder mover el maxilar y llevarlo hasta su posición adecuada.

En la mandíbula se hace la incisión -también dentro de la boca- en la parte más posterior, cerca al último molar.

En ambos lados, se corta el hueso para mover los dientes a su posición correcta. Después de lograr esto, se utilizan férulas de mordida -placas y tornillos- para fijar la posición correcta de los dientes y los huesos.

Aunque es la cirugía más grande que se hace en la cara para mejorar la oclusión, sólo se necesita una cicatriz mínima de menos de un centímetro en la mejilla que con el tiempo termina siendo imperceptible y los resultados son muy favorables.

.
 
Doctor Darío Salazar ©. Todos los derechos reservados.