youtube facebook Twitter Telefono

Error
  • XML Parsing Error at 1:454. Error 9: Invalid character

Cirugía Estética Facial Convencional y Endoscópica

 

Otoplastia o Cirugía de las Orejas

¿Qué es?

Es una cirugía que se hace, para mejorar la forma y el aspecto de las orejas.
Se usa en pacientes que tengan orejas prominentes. Se les llama también orejas en pantalla.


¿Cuáles son los beneficios?


El paciente va a tener una forma más bonita en sus orejas y una mejor armonía con el resto de la cara, ya que las orejas van a estar más pegadas a la cabeza y ya no van a estar proyectadas o abiertas.

¿Cuánto tiempo dura esta cirugía?
La cirugía dura aproximadamente una hora y media en promedio y los resultados son permanentes.

¿A partir de qué edad se hace esta cirugía?
Preferiblemente después de los nueve años,

¿Qué dolor o molestias se presentan?

Se presenta una leve hinchazón ya que la piel de las orejas se separa un poco, y esto produce un edema y una sensación de molestia. También, en algunos casos se siente un ardor que es pasajero.

La inflamación se sienten por alrededor de 15 días. El paciente tiene que usar un dispositivo –similar a una balaca-  para ejercer cierto grado de presión y que las orejas no se deformen. Esto además evita el dolor, ya que las mantiene firmes en la posición correcta.

¿Cuáles son los cuidados posteriores?

No golpearse, ponerse el dispositivo médico -similar a una balaca- que le ordene su médico tratante, acudir a los controles. Hay que evitar a toda costa una complicación ya que el cartílago de la oreja es muy delicado y con cualquier tipo de complicación, así sea menor, se puede deformar de una manera irreversible.

¿En qué consiste el procedimiento?
Generalmente se hace una cicatriz, en la parte posterior de las orejas, donde queda escondida en el surco retroauricular - que queda detrás de las orejas.

Se hace una incisión de tres a cuatro centímetros, de la parte superior a la parte inferior. Se separa la piel y se utilizan los tejidos que hay debajo y cercanos al cartílago para darle forma a la oreja, ya sea doblándola un poco o retirando un exceso de cartílago.

La idea es tener unos buenos detalles anatómicos y que, por medio de la cirugía, la oreja quede más pegada al cráneo con ayuda de suturas especiales que se ponen en ciertos puntos para darle la forma.

A veces se necesita retirar un poco de piel ya que puede quedar sobrante.

.
 
Doctor Darío Salazar ©. Todos los derechos reservados.