youtube facebook Twitter Telefono

Error
  • XML Parsing Error at 1:1456. Error 9: Invalid character
PDF Print E-mail
There are no translations available.

Cerca del 30% de los pacientes que llegan a mi consultorio pidiendo que les opere la nariz necesitan además una cirugía de mentón. Por ejemplo, sienten que su nariz es gigantesca y es porque además tienen mentón retruido, es decir, pequeño y echado hacia atrás y claro, esto hace que la nariz  se vea más grande de lo que realmente es.

 

A ellos les propongo una perfiloplastia, que es una asociación de rinoplastia y mentoplastia buscando lograr el perfil más armónico posible. Obviamente no todos escuchan porque en su mente su “gran nariz” (así la ven ellos) es la causa de que no se vean bien. Tras la cirugía, su nariz obviamente mejora, pero suele suceder que los pacientes vuelven: “Doctor algo me faltó yo me sigo viendo la nariz muy grande”, dicen. La siguiente foto ilustra el ejemplo, la nariz mejoró notablemente pero la paciente aún no está a gusto con su perfil.

 

antes y después rinoplstia

En cambio, aquellos que me escuchan, cuando se asocia la cirugía de nariz y mentón, obtienen un resultado excelente, porque allí radica el equilibrio de la cara. Nariz y mentón son los puntos de mayor proyección cuando se ve el rostro de perfil. La siguiente comparativa muestra el antes y el después de un paciente que optó por la perfiloplastia:

 

Perfiloplastia cirugia de nariz y menton

 

Cuando es toda la mandíbula la que tiene el defecto probablemente el paciente necesite una cirugía ortognática, que mejorará no solo su perfil, sino también la función masticatoria al corregir la posición de sus dientes, (acompañando la cirugía con ortodoncia). Sin embargo, se dan casos en que al paciente ya le han hecho ortodoncia. Si el paciente ya tiene una mordida aceptable pero su mentón sigue siendo muy pequeño, lo único que se puede hacer es un “camuflaje” por medio de una mentoplastia.

Esta puede hacerse con implantes de silicona, sin embargo, con estos se corre el riesgo de resorción, es decir, que el implante “se coma” el hueso hasta crear una cavidad en él. Incluso puede afectar las raíces dentales y en ambos casos hay que retirarlo. Otro material es el polietileno poroso, pero este es tan duro, que se corre el riesgo de extruirse (rompe la mucosa de la boca y queda a la vista)  y cuando esto sucede, invariablemente se termina retirándolo porque esta situación tiende a repetirse. Además, con ambos materiales el mentón puede verse artificial y no mejora la papada, una característica que afea el rostro de quienes tienen mentón pequeño.

Lo que yo recomiendo

El método que yo recomiendo es la mentoplastia con hueso: En pocas palabras se hace una incisión dentro de la boca, entre los dientes y el labio inferior. A través de esta incisión se hace un corte del hueso de manera horizontal, debajo de la emergencia del nervio mentoniano y de las raíces dentales. Una vez cortado, el hueso se mueve hasta la posición deseada y se fija con una placa y 4 o 5 tornillos. La cirugía dura entre una hora y hora y media, seis semanas después el hueso se habrá soldado (como ocurre después de una fractura).

Esta cirugía proyecta el mentón y mejora la papada porque el mentón arrastra todos los músculos del piso de la boca y por tratarse de hueso, y no de un material extraño, no hay extrusión o resorción, el resultado es más natural y es para siempre.

En estos casos, la mentoplastia es el mejor complemento para la cirugía de nariz que además de su finalidad estética debe ser funcional. Un paciente correctamente operado no solo quedara con el dorso (puente), la punta, alas, y el septum (tabique) de la nariz más bonitos sino que respirará mejor. La nariz debe quedar además en armonía con el resto del rostro, una nariz pequeña y respingada se vería graciosa e incluso absurda en una cara ancha. La nariz es muy importante porque es el centro de atención del rostro, por estar en el centro y ser la parte más proyectada.

Si quieres saber más haz clic aquí

.
 
Doctor Darío Salazar ©. Todos los derechos reservados.